domingo, 5 de septiembre de 2010


Amor, busqué, me aferré, no lo encontré.

Perdida de confianza con la familia, puede cargarte eternamente.

Las mentiras siempre salen a relucir, por muy buen mentiroso seas.

La realidad me aburre, por eso mi mente esta invadida de fantasía.

Nauseas, perdida del apetito, estoy enferma mentalmente.

Pretendientes, lo suficientes, la realidad, no valen la pena.

“¡Carajo! Me vuelves loco”, ve despacio, solo sonríe.

Campera de cuero, chica mala.

Cara bonita, buenos amigos, que la envidia te ahorque.

Conocerlo en el bondi, suena divertidísimo.

Monedas perdidas, ¡Desesperación!

Malos hábitos, no lo soporto, la mas impaciente del mundo.

Dormir sin alguien, abrazar la almohada.

Dormir con alguien, abrazar la almohada.

Madrugadas escribiendo, escritora pervertida.

Admito que en las noches escribo historias más ricas.

Dietas, ejercicios, “comida sana”, perdida indudable de la cabeza y de peso.

Apariciones en el espejo, despilfarro belleza.

Enamorarse, problemas a la vista; mala suerte que soy miope.

Viaje de 6 horas, primer viaje, Bienvenida al paraíso.

Miradas en exceso, me veo increíblemente más rara que de costumbre.

Ojos y sonrisa, impactante, no nariz.

Beber vino sin control, tonterías, descontrol, excesivo alcohol en mi cabeza.

Sábado en la noche, dormir. Diviértanse, y abúrranme.

Pila de cuadernos viejos, historias pasadas, desdeñosas y prohibidas.

Amor a primera vista, una simple huevada.

Un novio coqueto y vanidoso, cornuda oficial.

Risas incontenibles, desmesurado amor.

Besos improvistos, situación comprometedora, y/o enternecedora.

La visita de tu mejor amiga en algún día gris, no tiene precio.

No saber cocinar y pretender hacerlo, complica las cosas y las quema también.

Defectos, convierten a la persona más tranquila en despectiva.

“Todo da vueltas”, estoy pagando dicha condena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada